TONTÍSIMO 

Había una vez un ladrón tan, pero tan tonto que cuando robaba una tienda, se llevaba los maniquíes para no dejar testigos.

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:
Añade tus comentarios