SUBIDA 

Dos niños, uno de ellos vasco, están subiendo en bicicleta una cuesta bastante empinada. El vasco está sudando, pero el otro está absolutamente machacado, con la lengua fuera y con claras señales de estar teniendo calambres. Cuando han llegado a lo alto, el destrozado le dice al vasco, entre jadeo y jadeo:
- Oye, ¿vaya cuesta, no?.
El vasco contesta:
- Ya te digo, estaría todavia en el fondo de no haberla subido con los frenos puestos.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 44

Comparte:
Añade tus comentarios