SIDA 

Un tío entra en un prostíbulo buscando una prostituta con sida. La Madame, escandalizada, le dice que ese es un local elegante y que todas sus chicas son muy sanas y tal y cual, pero nada, que el tío insiste, y que si no es con una sidosa, nada de nada, así que al final va la jefa y habla con una de las chicas:
- Mira "Pelos", que este tío quiere una chica con sida, así que le dices que estás enferma y que has tenido que venir del hospital. Y encima le cobramos el doble.
Efectivamente, así lo hacen, y después de la sesión, mientras están los dos en la cama fumándose el cigarrillo, le dice él a ella:
- Jo, qué suerte tengo, haber encontrado a alguien con sida.
Y ella le contesta:
- Pues mira, tengo que confesarte una cosa: en realidad no tengo sida.
- ¿Ah, no?. Vaya hombre, pues qué putada, ¡ahora ya sí!.

57.06%

votos positivos

Votos totales: 163

Comparte:
Añade tus comentarios