LOS PERROS DEL CURRO 

Había una vez un chino que tenía un vecino que se llamaba Curro y tenía dos perros que no paraban de ladrar. Una noche ya harto el chino llama a la policía y le dice:
- Oiga, ¡¡los pelos del culo no me dejan dolmil!!
- Y a mí que me cuenta, pues aféiteselos....

81.48%

votos positivos

Votos totales: 243

Comparte:
Añade tus comentarios