INCENDIO 

Dos cachacos trabajadores de la construcción estaban haciendo un asado cuando uno de ellos se empezó a quemar. El otro se quitó la chaqueta y empezó a pegarle con ella para apagarlo. El que se estaba quemando decía:
- Déjeme quemar, déjeme quemar.
- ¿Por qué, si estoy tratando de salvarlo?.
- ¡Déjeme quemar o saque el martillo de la chaqueta!.

63.08%

votos positivos

Votos totales: 1154

Comparte:
Añade tus comentarios