EN LA PUERTA DEL CIELO 

San Pedro llama a un ángel y le dice:
- Esta mañana tengo que ir a hacer un par de trámites a una nube, así que te dejo cuidando las puertas del Cielo.
El ángel, aterrado, le dice que no tiene idea de a quién tiene que dejar pasar y a quién no, pero San Pedro lo tranquiliza:
- Mira, por hoy vamos a simplificar. Aquí tienes una Biblia y un fajo de billetes de cien euros. Dale a elegir a los que lleguen: si cogen la Biblia les dejas pasar, y si cogen un billete los mandas al Infierno. Y aquí tienes mi número de móvil por si hay algún problema.
San Pedro se va, y pasa la mañana con sus cosas, hasta que suena el teléfono. Es el ángel:
- Mire, San Pedro, hasta ahora todo iba bien, pero acaba de llegar un tío que cuando le di a elegir me dijo:
- ¿Puedo ver un poco?.
Se puso a hojear la Biblia, y cada tanto decía:
- ¡Hum, qué interesante!.
Y agarraba un billete de cien y marcaba la página; y así hasta quedarse con la Biblia y todos los billetes. ¿Qué tengo que hacer?".
- Déjalo pasar, hijo, que ese es del Opus.

55.81%

votos positivos

Votos totales: 43

Comparte:
Añade tus comentarios