EL GENIO DE LA LÁMPARA 

En cierta ocasión un gay iba por el desierto y se encontró una lampara maravillosa. Al frotarla apareció el genio que le dijo:
- Soy el genio de la lámpara, pide tus tres deseos y acabemos con esto.
El gay dice:
- ¡Ay! ¡tengo tres deseos!... Bueno el primero: Quiero mucho dinero.
- CONCEDIDO
- El segundo... Quiero muchos hombres.
- CONCEDIDO
- ¡Ay! ¡por Dios! tengo dinero, tengo hombres ¡Me quiero morir...!
- CONCEDIDO

70.75%

votos positivos

Votos totales: 1005

Comparte:
Añade tus comentarios