EL BMW 

Un abogado se compra un BMW nuevecito y sale a mostrárselo a los otros abogados en el tribunal. Llega y estaciona sobre la derecha, abre la puerta para salir y en ese momento pasa un camión y le arranca la puerta entera.
El abogado se baja y empieza a maldecir como un loco. Coge su teléfono móvil y llama a la policia, que llega muy pronto:
- ¡Mi coche recién sacado del concesionario!. ¡Este animal, bestia, me ha arrancado la puerta!.
Sigue así hasta que el policia le dice:
- Pero señor, ¿cómo puede ser usted tan materialista?, ¿no se ha dado cuenta de que el camión, al llevarse la puerta, también le ha arrancado el brazo desde el codo?.
El abogado se mira el muñón atónito y dice:
- ¡Oh, no!. ¿Dónde está mi Rólex?.

73.10%

votos positivos

Votos totales: 145

Comparte:
Añade tus comentarios