CANICA 

Había una vez un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo:
- ¡El mundo es mío!

45.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:
Añade tus comentarios