CAJA DE CERILLAS 

Entra una señora a una tienda y grita:
–¡DEME UNA CAJA DE CERILLAS!
El dependiente, indignado, dice:
–¡Oiga, no hace falta que grite, que no soy sordo…! En fin… ¿los quiere con filtro o sin filtro?

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:
Añade tus comentarios