BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS 

Una mañana después de estar recogiendo fruta en el bosque Blancanieves llegó a la casa de los enanos pero ellos no se encontraban en casa. Blancanieves estaba muy cansada así que subió a la recámara donde se encontraban las camas las juntó, se quitó la ropa y se durmió sobre las camas.

Horas después los enanos llegaron a casa después de una larga jornada de trabajo en las minas, subieron a la recámara en fila como era costumbre, y cuando el enano que iba en el frente de la fila vio a Blanca Nieves que se encontraba durmiendo desnuda sobre las camas exclamó: "¡Una mujer!", y los demás enanos repitieron: "una mujer, una mujer, una mujer" y así hasta terminar con todos.

Después el enano dijo "¡está desnuda! Está desnuda, está desnuda, está desnuda, está desnuda".

"¡Es grande!, es grande, es grande, es grande, es grande..."

De pronto Blanca Nieves despertó y se puso de pie y el enano que se encontraba al frente de la fila sorprendido dijo: "¡Se levanta!"

Y los enanos siguieron:

"¡A mi también, a mí también, a mí también, a mí también..."

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:
Añade tus comentarios