AJUSTE DE CUENTAS 

Los señores marqueses están en el salón de su casa. El marido está haciendo las cuentas y, de pronto, le dice a su esposa.
- Florinda, podrías aprender a cocinar y nos ahorraríamos la cocinera.
La marquesa, impertérrita y algo cáustica, le responde:
- Pues tú, Carmelo, podrías aprender a follar y nos ahorraríamos el chófer.

78.06%

votos positivos

Votos totales: 1226

Comparte:
Añade tus comentarios